La leptospirosis

La leptospirosis es una enfermedad infecciosa causada por bacterias que pueden producir infecciones potencialmente mortales de los riñones, el hígado, el cerebro, los pulmones o el corazón.

¿Cómo se contrae la leptospirosis?

Al tomar o tener contacto con agua (como al nadar, ir en balsa o kayak), o contacto con tierra que haya sido contaminada por orina o líquidos corporales de animales infectados.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de la leptospirosis se pueden presentar desde 2 días hasta 4 semanas después de haber estado expuesto a las bacterias.

Los síntomas comunes de la leptospirosis incluyen los siguientes:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares y de coyunturas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Ictericia (piel y ojos amarillentos)
  • Sarpullido
  • Ojos enrojecidos

Riesgo

Las personas que trabajan en exteriores o con animales pueden tener un mayor riesgo de infección, como por ejemplo:

• Agricultores
• Trabajadores de alcantarillado
• Trabajadores de mataderos
• Veterinarios y cuidadores de animales
• Trabajadores de granjas lecheras
• Personal militar

Tratamiento

Si tiene síntomas de leptospirosis, vaya a un médico que le pueda hacer una prueba para detectar la enfermedad.
Si se confirma la infección, es probable que le receten antibióticos (medicamentos que pueden curar la enfermedad). El tratamiento es más eficaz cuando se inicia lo más pronto posible.

Prevención

• Evite el contacto con orina o líquidos corporales de los animales, especialmente si tiene cortes o raspaduras en la piel.
• No nade ni camine por agua que pueda contener orina de animales y tampoco la tome.

Animales que pueden transmitir la leptospirosis

Los animales que por lo general presentan o transmiten la leptospirosis incluyen los siguientes: roedores, ganado, cerdos, perros, caballos, ovejas, cabras